jueves, 19 de febrero de 2009

Entre yuyos, flores silvestres y yerbas buenas..


mi amor permacerá inalterable ,

siempre fuí fiel a ti, sobre todo fisicamente y lo seguirá siendo.

Solo la muerte bajará esta bandera.

Y si hay algo mas después volveré a izarla por ti, nada ni nadie podrá impedir que mi corazón claudique.

Así como te encontré en mi camino y marchamos tomados de la mano entre flores y yuyos, llegamos a la bifurcación

y nos separamos por la pérdida de brújula y tu sola seguiste entre zarzas y espinas, los caminos volvieron a unirse y nosotros también aunque deteriorados por los abrojos y el hambre y sobretodo el tiempo que se cubrió de otoños que se fueron acumulando como recuerdos persistentes.

tu viejo amor

No hay comentarios:

Publicar un comentario