martes, 26 de noviembre de 2013

¡AH LAS PALABRAS...PORTADORAS Y PROVOCADORAS INDEFECTIBLES...¡

  


                                   Siempre he amado tu palabra  y cuando te quitas los otros ropajes anexos y ajenos, quedando solamente el hombre sensible y dulce, que maneja con oficio y soltura las letras, los versos.
                                En esos instantes mi corazón retoma el pequeño hilo dorado que desgrana la madeja de  tu bella poesía. 
                                Codiciosa , presurosa  lo guardo en la caja de mis  tesoros...aún en ellas tengo la exclusividad y nadie ha podido arrebatarme  ese privilegio. Tengo conciencia de lo hermosa y plena  que fue nuestra historia.
                              Me has enviado un poema de Gabriela y al igual que ella me repites: "Nada te han robado"...
_¿Pero por qué  a ratos me he sentido  tan despojada y temerosa que te vuelvas a ir, aún estando a mi lado?_
                            Pese a la bruma de los años, todavía  mi corazón late fuerte, puede conmoverse y me pueblan  pájaros azules y el mar, donde vivimos momentos tan felices..
                           He comprendido que solamente la muerte terrenal , puede terminar con este sentimiento tan profundo . 
                          Me pregunto : ¿es necesario, merecido amar tanto?
                          La respuesta llega junto con   tu poesía  y me lleno de  gaviotas, golondrinas, chercanes, mirlos, colibríes:vecinos-amigos de nuestras travesías.....
                         En vano intento arrancar los recuerdos y alejarme cuando los vientos nos arrastran y nos llevan a otros lares.... a otros brazos. 
                        Es allí cuando  comprendo que lo "nuestro" es único en algunos planos e irreemplazable.... 
                        Me resisto y lucho pensando que no debe  morir y concluyo que pese a los muchos esfuerzos, es irremediable  ir contra algo tan bello como la poesía y los afectos, almibarados de imágenes pasadas.
                     ¡Y sí tienes razón¡.....perdonando todas las diferencias entre esta magnífica poeta y yo, te confieso me parezco a ella (y a muchas otros seres humanos) en la intensidad profunda para amar...
                 ....Y también a mi madre , a mi padre :me mimetizo con esa sangre, de la cual soy  el fruto  que sembraron ellos , que para amar derribaron todas las puertas y banderas....
                 Besos de Amér..
(me gusta cuando me llamas así...retorno al pasado donde nos gobernaba la ternura......)





                            

RESPUESTA A UNA CARTA...



La Ilusión
 
¿Nada te han robado. La tierra se extiende, verde, en un ancho brazo en torno tuyo, y el cielo existe sobre tu frente. Echas de menos un hombre que camina por el paisaje. Hay un árbol, en el camino, un álamo fino y tembloroso. Haz con él su silueta. Se ha detenido a descansar; te está mirando.
No te han robado. Una nube pasa sobre tu rostro, larga, suave, viva. Cierra los ojos. La nube es en  torno de tu cuello un abrazo que no te oprime ni te turba. Ahora una lágrima te resbala por el rostro. Es su beso tranquilo.
¡Nada te han robado. 
 
Si viene la muerte.
Si te ves herido no temas llamarme. Llámame desde donde te halles, aunque sea el lecho de la vergüenza. Y yo iré, aún cuando estén erizados de espinos  los llanos hasta tu puerta.
No quiero que ninguno, ni Dios te acomode la almohada bajo la cabeza.
Estoy guardando mi cuerpo para resguardar de la lluvia y las nieves tu sepultura. Mi mano quedará sobre tus ojos para que no
miren la noche tremenda.
 
Te envío esto de Gabriela, porque es como oírte a ti, tan pasional y tremendista, tan española en un amor inmenso.
 Es noche y baja a la hierba el roció,
mírame largo y habla con ternura,
¿Qué ya mañana al descender el rió
la que besaste llevará hermosura.
 
Si te vas y mueres lejos,
tendrás la mano ahuecada
diez años bajo la tierra
para recibir mis lágrimas
sintiendo como te tiemblan
las carnes atribuladas.
¿Hasta que te espolvoreen
mis huesos sobre la cara.
 
 
 Todo esto es de Gabriela.¡De quién mas podría ser¡