domingo, 19 de abril de 2009

DESDE MI CUARTO DE ENFERMO


Mi bello amor
Siempre nos estaremos comunicando de una u otra manera y nadie ni nada podrá impedirlo ahora que he vuelto a ti como antes y más que antes.

¡Que bueno que vas a misa! , porque los caminos del Señor son inescrutables, cuando uno menos lo espera te presenta un destino a seguir.

No te escribo muy largo porque estoy aún enfermo , asi que prefiero no moverme de mi dormitorio.

Tengo muchos deseos de verte de escucharte, tocarte y como no puedo pienso y duermo.

A mi hermano Antonio , le encantó sobre manera La carta a una hija, sobre todo la manera como tu vas retrucando todo lo que el padre quiere para su hija.

Mi preciado bien recuerda lo mucho que te quiero.

1 comentario: